Viaje a Jordania 2019-2020

Viaje a Jordania 2019-2020
El plan del viaje para fin de año era visitar Ghana, pero cuando ya lo teníamos todo medio organizado, los de la agencia nos dijeron que debían cancelar por un contratiempo. Entonces nos propusieron varias opciones, y cuando  vi Jordania, me conectó con el viaje a Israel del año 1999, desde donde no fue posible hacer la extensión a Jordania. Me fascinaba tener la oportunidad de ir después de veinte años. Coincidió que Rosa también tenía interés por este país. Por fin podíamos visitar Petra, una de las siete maravillas del mundo, flotar en el Mar Muerto y caminar en medio del desierto de Wadi Rum.
Me llevo la maleta llena de vivencias.

De Amman
Paseamos por la capital de Jordania, una ciudad de contrastes, con cafés sofisticados, centros comerciales relucientes, callejuelas estrechas y sinuosas. Los puestos en las plazas crean ambiente de mercado. Amman es una ciudad donde el presente convive con los restos arqueológicos del pasado romano y omeya.
Desde las murallas de la ciudadela omeya admiramos la ciudad en sus trescientos sesenta grados. Visitamos el Museo Arqueológico, situado dentro de la ciudadela o Jabal al-Qal’at que es el nombre que recibe en árabe, así como los restos del templo romano de Hércules que corona uno de las siete colinas de Amman.

Ciudadela omeya

Entramos en la mezquita de Al Hussein, la más antigua en el centro de la ciudad donde se respira mucha paz. Es una de las tres mezquitas más importantes de Amman junto con la del Rey Hussein, la más grande, y la del Rey Abdullah, la que tiene la cúpula de mosaico azul.
El Anfiteatro romano fue edificado en el siglo II d.C con capacidad para seis mil personas. La estructura tenía tres tramos de asientos según la categoría de los asistentes. Está situado junto a los mercados.

Teatro Romano

De Madaba
En la Iglesia ortodoxa de San Jorge vemos un mosaico que conserva en el pavimento una pieza muy antigua realizada el siglo VI. Se conoce como el mosaico o mapa de Madaba, en su centro está representado Jerusalén. A pesar de que sólo queda intacto un tercio del mapa, los arqueólogos han podido identificar los ciento cincuenta lugares que aparecen, gracias a la exacta representación de los elementos naturales como el río Jordán o el Mar Muerto.

Mosaico del mapa

Del Monte Nebo
Es el Monte donde Moisés vio la Tierra prometida y donde murió, sin entrar nunca en aquellas tierras. Podemos disfrutar de unas vistas espectaculares sobre la depresión del Mar Muerto.

Vstas a la tierra Prometida

De Mar Muerto
Està situado en el punto más bajo de la tierra a cuatrocientos ocho metros bajo el nivel del mar. El contenido de sal del Mar Muerto es de 350 gramos por litro, unas diez veces más que los otros mares y océanos del mundo. Esta concentración salina, legado de años de evaporación, contribuye a la increíble flotabilidad de sus aguas. Lo he podido comprobar cuando he tomado un baño y el agua me sostenía, mientras me mantenía tumbada. Me he untado todo el cuerpo de barro porque junto a las sales del Mar Muerto tienen propiedades beneficiosas y me ha quedado la piel muy fina.

El agua del Mar Muerto me sostenia

De Petra
Petra se encuentra a medio camino entre el golfo de Aqaba y el Mar Muerto, a una altitud de 800 a 1.396 metros sobre el nivel del mar, al fondo del valle de la región montañosa de Edom, al este del valle de Araba. Recorremos los múltiples puntos de interés que ofrece la misteriosa ciudad excavada de piedra arenisca rosada, que los nabateos, pastores nómadas, convirtieron en un centro caravanero y lugar de abastecimiento de agua. Es un museo al aire libre de tres mil años de historia de la humanidad.
La Tumba de los Obeliscos está ubicada en el camino de entrada a Petra. Constituye un bello monumento y un ejemplo de la unión artística entre oriente y occidente. La tumba está coronada por cuatro de estos obeliscos o nefesh, palabra semítica que significa algo como el aliento, alma, persona, que coronan la parte superior de la fachada.

Tumba de los Obeliscos

El Siq desemboca directamente en el Tesoro o el Khanz, esculpido en las rocas. Ha sido inmortalizado en fotografías y en la película “Indiana Jones y la última cruzada”. Cuando estoy delante siento una gran emoción de tanta belleza y me dejo llevar por la magia de este lugar que desprende mucha energía.

El Tesoro o el Khanz,

Al final de la ruta, nuestra guía Pilar, una gran conocedora de la zona, nos da la sorpresa de llevarnos a una cueva, donde se encuentran excavadas siete tumbas escondidas. Sólo entramos unos cuantos del grupo, ha sido un momento entrañable mientras observábamos los relieves grabados de serpientes en las paredes. Cuánta historia hay por descubrir, si las piedras pudieran hablar.

Tumbas escondidas

Es el último día del año y tras el recorrido por Petra me siento cansada de caminar, pero me ha compensado ver como cambiaba el reflejo de la luz en los edificios según si era mañana, tarde o noche. Estoy satisfecha del encanto de esta ciudad única, situada en el corazón de montañas de diferentes colores y con una arquitectura extraordinaria que me ha fascinado.

Vamos hasta Beidha o Pequeña Petra que se encuentra a unos diez kilómetros al norte de Petra. Se cree que era un punto donde las caravanas podían parar para descansar e incluso hacer los primeros intercambios de mercancías. Se accede al lugar a través de un estrecho desfiladero con tumbas, cuando paso tengo un poco de frio porque no toca el sol. Encaramado en una cueva hay un músico que hace sonar un instrumento típico de la zona y una mujer hilando sentada en unas escaleras. La Pequeña Petra está rodeada de acantilados de roca blanca y se respira mucha tranquilidad.

Pequeña Petra

De Aqaba
Durante mucho tiempo fue un cruce de caminos entre África, Europa y Asia. Hoy en día es una ciudad costera vibrante, con aproximadamente unos trescientos días de sol al año y una temperatura media de veintitrés grados. Empezamos el año con un baño en el Mar Rojo, en medio de familias jordanas sentadas en la arena de la playa.

Baño en el Mar Rojo

De Wadi Rum, que quiere decir rambla o arroyo alta
Por la mañana temprano vamos en camello por el desierto. Al subir me impresiona porque tengo miedo de caer, pero una vez arriba he podido disfrutar de las vistas y del silencio que se respira y me roba el alma. Por unos momentos me he sentido como si fuera Lawrence de Arabia.

Vamos en camello por el desierto.

Hacemos una ruta en vehículos 4×4 por la parte central del desierto de Wadi Rum hasta que el sol se esconde detrás de las dunas. Subo a una montaña de arena y se hunden mis pies, pero al llegar arriba la belleza del desierto me fascina.

Subo a una montaña de arena

Dormir en un campamento en el desierto ha sido inolvidable. Pensaba que pasaría frío, pero las tiendas están muy bien acondicionadas. Cenamos en un entoldado y nos ofrecen carne de cordero a la brasa y patatas que han cocido en la arena.¡Lo encuentro buenísimo!

Campamento en el desierto

De Ajloun
Es un espectacular castillo medieval, restaurado recientemente, maravilloso ejemplo de arquitectura de métodos defensivos. En el interior de  las salas, muy bien conservadas, me siento transportada a la época de los cruzados y la lucha por Jerusalén.

Castillo medieval d’Ajloun

De Jerash
Es la ciudad con las ruinas romanas más impactantes y mejor conservadas de Oriente Medio, con sus dos teatros romanos, templos de Zeus y Artemisa, vías columnatas, plaza oval, calzada romana, hipódromo y arcos de triunfo.
El Arco de Triunfo se construyó en honor al emperador Adriano en el siglo I. Está situado junto al hipódromo y es la puerta principal de la ciudad.

Arco de Triunfo

El Templo de Artemisa es más grande que el templo de Zeus, porque era la diosa preferida por los ciudadanos de Jerash, venerada por los habitantes de la Decápolis. Fue construido en el siglo II d.C. Tiene doce columnas que aún se conservan en pie. Observo que tiene hermosas tonalidades cuando  ilumina el sol.

Templo de Artemisa

Jerash fue un centro económico y social en las rutas comerciales desde la península Arábiga hasta Siria y la región mediterránea. En el foro nos hacemos una fotografía de todo el grupo de viajeros con los que hemos tenido buena sintonía.

Fotografía de todo el grupo de viajeros

Me despido de Jordania al atardecer, desde lo alto de una azotea, frente a la Mezquita de Al-Hussein coronada por una estrella encima del minarete. Mientras escucho el canto de la llama a la oración, veo a los hombres que entran en la sala grande y las mujeres a la pequeña donde se respira espiritualidad y paz.

Mezquita de Al-Hussein

2 comments

  1. Jordània és increible amb moltíssima història pel seu territori. El moment més especial en un segón pis d’una teteria amb vistes al centre de la ciutat de Amman i a la Mesquita Al-Hussein quan fan la crida a l’oració mentre la llum del dia es retira i apareixen les primeres estrelles

    1. Moltes gràcies Jordi! Per mi també va ser un moment entranyable amb la colla dels sis, que feia poc que ens haviem conegut, però de seguida hi va haver bona sintonia.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s